domingo, 19 de febrero de 2012

5.La construcción de una potencia económica.

Una economía planificada
A partir de 1927 Stalin promovió la idea de que el Estado debía planificar la economía. Se creó el Gosplan, organismo encargado del diseño y preparación del plan. Cada plan duraba cinco años(por eso se llaman planes quinquenales) y en ellos se fijaban los objetivos económicos que se debían conseguir y los recursos que se usarían para lograrlos.
El objetivo de los planes quinquenales era sacar a la Unión Soviética del atraso económico , alcanzar el desarrollo industrial y hacerla autosuficiente desde un punto de vista agrícola y militar.
Todas las actividades económicas quedaron bajo el control del Estado y la propiedad privada desapareció.

La colectivización agraria
El primer plan quinquenal estableció la colectivización de la tierra. Los propietarios debían renunciar a la propiedad de sus parcelas, que pasarían a ser de la colectividad. Los kulaks, campesinos adinerados que habían prosperado bajo la NEP, se resistieron acatar las órdenes y sufrieron una dura represión.
Lo que se tradujo en un descenso de la productividad agrícola y ganadera. La producción nunca creció al ritmo previsto por los planes quinquenales y la población sufrió duros momentos de escasez y hambre.
La colectivización agraria se organizó a través de explotaciones: los koljoses, grandes granjas que funcionaban en régimen de cooperativa, y los sovjoses, granjas estatales con mano de obras asalariadas.

El desarrollo industrial
La política económica estalinista dio propiedad a la industria pesada y a la producción de energía. Se incentivó la productividad mediante la propaganda y la propaganda. Se alentó el trabajo en días de descanso y el máximo rendimiento individual.
Los resultados obtenidos tras la aplicación de los tres primeros planes quinquenales fueron espectaculares y convirtieron a la URSS en una potencia industrial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada